¿Vives en una casa enferma? algunas pistas para saberlo

Actualizado: 16 de sep de 2020

El lugar donde residimos y descansamos cada noche debería ser nuestra fortaleza particular, nuestro templo al que no deben entrar ni las personas ni las energías que nosotros no demos permiso. Un remanso de paz y tranquilidad donde ganar calidad de vida pero, desgraciadamente, a veces esto no es posible. Puede ser debido a muchas cosas, pero una de ellas es que residamos en un lugar enfermo.


Te puede interesar: tienes a tu disposición un curso que comenzará el 29 de septiembre sobre Defensa contra las artes oscuras.



Pero, ¿qué es un lugar enfermo?


No hay que asustarse ni preocuparse por este concepto. Esto no quiere decir necesariamente que tu casa te vaya a enfermar. Solo en casos muy extremos que no trataremos de momento puede llegar a vincularse lo energético con lo físico (con tu salud) cuando hablamos de casas. Un lugar enfermo es aquel en el cual el ambiente energético no es del todo positivo. En este tipo de sitios parece flotar un ambiente tenso y denso sin motivo aparente. Las personas que conviven en un hogar así pueden pasarse el día discutiendo y malhumorados desconociendo las causas de estos estados, y sin saber realmente por qué se originan las riñas. Además, se presentan algunos síntomas leves como dolores de cabeza o un inusitado cansancio al realizar las tareas habituales, las cuales anteriormente hacíamos sin problema alguno.


Como decíamos al inicio, hay muchas causas posibles para cada uno de los asuntos que hemos mencionado y que describen a una casa enferma, pero cuando se juntan todos a la vez podemos empezar a tomarnos en serio esta idea. Por supuesto, para problemas de salud debemos acudir a un médico siempre.

Cómo saber si tu casa está encantada


Las casas encantadas también son casas que, de alguna manera, podríamos llamar enfermas. Las entidades del otro lado suelen hacerse notar de muchas formas, desde lo más sutil –como por ejemplo en un sueño o mediante un agradable aroma– hasta las más agresivas. Podemos decir sin temor a equivocarnos que si los efectos son claramente negativos, las causas serán de consistencia negativa. Ejemplos de esto son notar arañazos o golpes de una fuente invisible, o bien que se presenten fuertes olores a podrido – sin tener ningún alimento en descomposición u otra causa explicable – o a azufre. En estos casos se requerirá la ayuda de una persona especializada en limpiezas energéticas y tal vez la presencia de un sacerdote para los casos más difíciles.


Antiguamente cuando en una vivienda surgían ruidos inexplicables y efectos físicos como movimiento de objetos, cerrar de puertas y ventanas o cambios bruscos de temperatura (siempre que no hubiera una explicación racional) se solía pensar que los causantes de esto eran los duendes del hogar, criaturas feéricas a mitad de camino entre la leyenda y la realidad cuyo carácter era travieso y cuando ellos actuaban acababan desquiciando a los habitantes del lugar. Los objetos volaban o simplemente desaparecían, ante el desconcierto generalizados. Hoy en día existen hipótesis de trabajo en la parapsicología que apuntan a un origen mental muy humano cuando se manifiestan estos fenómenos denominados poltergeist. Hay un cierto consenso en que estaríamos ante la energía mental –por llamarlo de alguna manera– de un


individuo que está pasando por momentos agitados a nivel emocional. Es frecuente que en casas donde suceden estos fenómenos hay un adolescente o alguien con mucho estrés, y cuando el foco de los efectos no está presente la casa es un lugar apacible. Este sería un indicio más de la interacción entre mente y materia.

Resumen y recomendaciones

En este artículo hemos querido hacer referencia las viviendas en las cuales no existe una armonía. Son lugares en los que no estamos cómodos y lo notan las visitas –que se marchan antes de lo esperado– e incluso los animales que conviven con nosotros. Ya sea porque hay muchos conflictos entre sus habitantes, porque los aparatos eléctricos fallen con frecuencia, o porque haya otros efectos sobrenaturales; ya sea por falta de descanso o porque hay una persona que está desencadenando los fenómenos… todos estos pueden ser síntomas de que, a nivel energético, algo no va bien. Todos los sucesos que hemos mencionado son reales y han tenido lugar en casas que hemos conocido y ayudado a sus dueños a armonizar el lugar. También hay abundante literatura sobre estos asuntos. Vamos a proponerle tres consejos de emergencia y, si desea algún consejo extra póngase en contacto con nosotros. Si no podemos ayudarle intentaremos ponerle en contacto con algún profesional que pueda.


  • 1 – Limpieza y orden en el hogar: con esto nos referimos a limpieza física. Barrer y fregar, quitar el polvo y – muy importante – deshacerse de objetos inútiles evitando acumular y acumular. Busca, asimismo, objetos que no te transmitan buenas vibraciones. Puede haber regalos envenenados que provoca malestar. El desorden en casa genera desorden en nuestra mente, y por tanto en nuestras vidas. Es una ley universal: “Lo que es adentro es afuera (y viceversa)”. Daremos más consejos sobre cómo efectuar esta limpieza añadiéndole un componente mágico.


  • 2 – Fomentar un clima cordial: reflexionando sobre los motivos por los cuales surgen discusiones la mayoría de las veces se trata de nimiedades, asuntos sin importancia que generan roces. En ocasiones las personas se guardan para sí mismos sus quejas y problemas y estallan ante una situación absurda. Esto es debido a que en su vaso ya no cabía ni una gota más, y se ha desbordado. Empatía, diálogo y respeto son tres pilares fundamentales para una casa sana.


  • 3 – La importancia de los talismanes: hay símbolos que nos motivan y nos llenan de alegría, paz, energía… Algunos son muy extendidos, como poner una figura de un buda meditando en un lugar donde queremos que el ambiente sea calmado. Cada persona tiene sus amuletos personales, que pueden ser desde una lámina de tu pintor preferido hasta una frase motivadora. No se trata de llenar la casa de símbolos, sino más bien colocarlos en lugares estratégicos. En nuestra tienda encontrarás botellas protectoras que armonizan una habitación, y también coronas decorativas hechas con ingredientes naturales que favorecen una sinergia para llenar de energía positiva tu hogar. Ponte en contacto con nosotros si quieres que te hagamos un producto a tu medida, ritualizado y hecho con mucho amor.

Tienes a tu disposición un curso que comenzará el 29 de septiembre sobre Defensa contra las artes oscuras.


Contacto: desdeakasha@gmail.com

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 by Álvaro Martín and María Torrente