Varitas mágicas para canalizar tu energía

Actualizado: 24 de jul de 2020


Podemos atribuir el origen de las varas de poder prácticamente al origen de la propia existencia del ser humano. Entonces se utilizaban varas, palos o garrotes como armas o símbolos de fuerza y poder, incluso en los tiempos de los primeros homínidos hace unos 6 millones de años. En cambio tenemos que remontarnos al antiguo Egipto para encontrar referencias sobre su uso mágico. En un papiro egipcio de inspiración mágica se representa a Set, un dios demoníaco, con una larga vara en la mano izquierda. Incluso los ancestrales ritos de Mitra y algunas catacumbas cristianas representaban a Jesucristo con una vara mágica. En algunos evangelios apócrifos aparecían representados milagros tales como la resurrección de Lázaro utilizando una vara mágica, algo que no aparece en los evangelios oficiales.


En la antigua Roma, a quien portaba una varita mágica se le llamaba baculatus, nombre que proviene de baculum, la vara de los adivinos romanos. Ese es el origen de la imagen del mago con su varita mágica. El dios Hermes o Mercurio, mensajero del Olimpo, responsable del comercio y del conocimiento secreto, llevaba una báculo llamado “caduceo”. Este ha sido representado tradicionalmente como una vara de olivo a cuyo alrededor se han enrollado dos cordones de lana o cintas de color blanco, aunque es más frecuente verlo con dos serpientes entrelazadas. Esta vara fue entregada por Apolo, y tenía poderes mágicos, y llama mucho la atención por su gran parecido a la cadena del ADN. Tal vez las serpientes enroscadas de esta manera representan la energía kundalini fluyendo de desde el mago hasta el objeto de su trabajo mágico. Al fin y al cabo este es el propósito de una varita mágica.


Los druidas celtas creían que los bosques eran la fuente del conocimiento. El término galés Dru-Vid se usa para designar “el roble de la sabiduría”. Fabricaban varitas mágicas de las ramas de un árbol especialmente poderoso y sagrado para ellos: el tejo. También era muy utilizado el avellano y el fresno. Con ellas podían concentrar la energía de los bosques y el saber de los árboles con fines mágicos.


Nuestra varita mágica es una herramienta preciosa, una fiel compañera, una amiga, una prolongación de nuestro ser que debes cuidar, mimar y amar. Sirven para concentrar, potenciar y dirigir la energía.


Cuando hacemos un trabajo mágico es necesario agrupar la vibración de ciertas correspondencias para poder otorgarle mayor efectividad. Si unes la energía de las vibraciones pertenecientes al tipo de madera de la que está confeccionada tu varita y la de los minerales, símbolos o cualquier otro elemento que contenga, es obvio que la energía que obtendrás será mucho más potente y te acercará mucho más al objetivo mágico que pretendes conseguir.


Las varitas mágicas tienen muchos usos en realidad. La magia no se trata únicamente de conseguir cosas, también puede eliminar las que no nos benefician, la que nos dañan o incluso aliviar una zona dolorida del cuerpo. Para ellos dirigiremos la punta de nuestra varita sobre la zona afectada sin llegar a tocarla, así las energías fluirán de una manera más eficaz y potente. Simplemente con nuestra intención de aliviar el dolor o malestar y visualizando que la energía que surge de nuestra varita cumple esa función, haremos movimientos circulares en sentido horario o incluso, si conocemos algún símbolo de sanación como los del reiki podemos dibujarlos con ella hasta visualizar la zona completamente sanada. Te recordamos que es imprescindible que siempre que sientas algún dolor o anomalía física acudas inmediatamente a tu médico. Estas técnicas pueden ser una ayuda, un alivio puntual, pero en ningún caso sustituyen un tratamiento médico adecuado. Por favor, tenlo en cuenta.


En algunas tradiciones mágicas se utilizan para invocar a las deidades que queremos que participen en los trabajos mágicos o rituales. Puedes usarla asimismo para trazar un círculo mágico de protección antes de comenzar a trabajar en un hechizo o ritual.


Son útiles para liberar tus propios bloqueos energéticos: si simplemente la sujetas entre tus manos podrás sentir cómo su energía circula hacia ti y te libera de los posibles bloqueos que puedas estar padeciendo. Tal vez sientas un pequeño hormigueo o algo de calor que circula desde tus manos, en contacto con tu varita y que pasa a través de todo tu sistema circulatorio llegando a cada rincón de tu cuerpo. Incluso puede ser utilizada para equilibrar los chakras y limpiar el aura.



Es importante elegir la madera con la que se confecciona, ya que tienen distintas vibraciones y nos servirán para distintos usos que veremos a continuación:


  • Avellano: tradicionalmente se confeccionaban con esta madera, pero en la actualidad sabemos que no es la única opción y hay otros árboles que nos ofrecen madera mucho más adecuada a ciertos usos. Concretamente esta madera es muy favorable para realizar magia blanca.

  • Roble: su madera está asociada a la longevidad.

  • Abedul y Jazmín: vibran muy bien con la energía del amor.

  • Eucalipto y Fresno: para magia de sanación.

  • Pino: para trabajos mágicos de fertilidad.

  • Manzano. favorece la abundancia.

  • Laurel: su madera es muy protectora.

  • Acacia: para magia blanca.


No se recomienda utilizar en ningún caso madera de saúco, ya que tradicionalmente se ha asociado a este árbol con la muerte. En la saga Harry Potter era la varita de Albus Dumbledore, y representaba una de las Reliquias de la Muerte.


Se puede tener una varita o varias y usar cada una con un fín concreto. Aunque tengas varias trabajarán con la misma efectividad. Si son creadas en fechas importantes, aún serán más efectivas.





#varitas #magiaceremonial #varitasmagicas #magia

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 by Álvaro Martín and María Torrente